Entradas

Negociación con posición de productividad

  Anualmente, los trabajadores emprenden la lucha por el incremento salarial luego de una gestión continua de trabajo y como parte de un derecho laboral adquirido. Desde luego, ellos esperan que un incremento porcentual en sus salarios permita cubrir los efectos no deseados de la inflación y un margen de ahorro suficiente para guardar debajo del colchón.   Sin embargo, en los hechos, la determinación de la subida salarial se inserta en una rara combinación de ojímetro político pues, responde más a posibles réditos que un gobierno de turno pretende acumular en medio de consignas de desmontaje de la explotación de los asalariados, asignando unilateralmente notables incrementos que, al final del día o del año, no cuentan con un asidero técnico responsable.   La evidencia de los últimos años muestra la inexistencia de negociación salarial y el desdeño de utilización de parámetros técnicos para la determinación del incremento. Inclusive, subidas hasta dos o tres veces superiores al nive

El impacto de la primera ola sobre la actividad económica

Imagen
 La noticia de una pandemia originada por el coronavirus Covid-19 llegó a Bolivia en febrero de 2020 y por el resto del año generó un contagio acumulado de 144,708 personas y causó la pérdida de 8,957 vidas hasta el 30 de noviembre 2020, en su primera ola. La línea amarilla punteada en el gráfico muestra la primera ola de contagios mensuales confirmados, llegando a su máximo entre los meses de julio y agosto. Las decisiones gubernamentales nacionales y subnacionales, las decisiones de la sociedad civil hasta las decisiones de las familias y las personas, todos sujetos a sus propias restricciones, buscaron en un principio protegerse para evitar contagios y pérdida de vida. Sin embargo, las mismas tuvieron un efecto secundario predecible pero inevitable; la disminución de la actividad económica. Por ello, las decisiones posteriores del gobierno, la sociedad civil organizada, las familias y las personas individuales, fue más bien la de buscar cada uno su mejor equilibrio entre salud y tra

Capacidades Dinámicas: Un concepto estratégico más vigente que nunca

Para comenzar este artículo, solicito a los gentiles lectores me acompañen a pensar en la siguiente analogía futbolística: Imaginemos un equipo de fútbol con 11 jugadores, tal como cualquiera de los cientos de miles de equipos que existen en el planeta. Cualquier persona que haya tenido algún contacto, así sea superficial, con esta disciplina deportiva, ha debido escuchar que un equipo de fútbol adopta un esquema táctico o de juego para enfrentar sus encuentros. Es por este motivo que leemos en la prensa o escuchamos en los programas especializados términos como el “4-4-2”, el “4-3-3”, el “4-4-1-1” o un “5-4-1” que puede adoptar uno u otro de estos equipos para sus presentaciones en cancha. A grosso modo se debe decir que tal terminología futbolística técnica, en esencia está denotando una disposición de las personas que entrarán en el campo de juego y las funciones que se espera que realicen de alguna forma a lo largo del encuentro. Imagino que similares configuraciones pueden existi

Construyendo la nueva normalidad

La crisis de la pandemia y la cuarentena han acelerado la transformación digital de personas, instituciones y empresas El futuro ya comenzó. Todos estamos frente al desafío de trasladar, total o parcialmente, las actividades que realizamos, como individuos u organizaciones, a la nube del Internet, a la economía digital. El teletrabajo, la tele educación, la telemedicina, la tele religión, los negocios digitales, y el ciber gobierno son algunos de los ejemplos de la nueva normalidad. Por supuesto, esto no afectará a todos de la misma manera. Las empresas también tendrán diversos y complejos desafíos. En este contexto de cambio vertiginoso, surge una pregunta capital: ¿Cuáles son las nuevas competencias, que los negocios y las personas, deben obtener para afrontar el nuevo mundo? En la actualidad, la inmediatez, la incertidumbre, la volatilidad son algunas de las características de la economía, de los mercados financieros, del pulso de la sociedad y del ritmo de la política. El mundo y B

Relación entre las aspiraciones de crecimiento en nuevos emprendimientos y el desarrollo económico

En la última edición del Global Entrepreneurship Index, reporte elaborado por “The Global Entrepreneurship and Development Institute”(GEDI), instituto dedicado a la investigación de la relación entre, emprendimiento, desarrollo económico y prosperidad; se presentó el ranking por país de la calidad de emprendimiento a nivel individual e institucional. Este ranking conforma catorce componentes, a ser: Habilidad para Percibir una Oportunidad para Emprender, Habilidad para Iniciar un Emprendimiento, Tolerancia al Riesgo, Redes Empresariales, Cultura Emprendedora, Oportunidades para Iniciar un Emprendimiento, Absorción de Tecnología, Capital Humano, Niveles de Competencia, Innovación de Productos, Innovación en Procesos, Alto Crecimiento Empresarial, Internacionalización y Nivel de Capital de Riesgo (Acs, Szerb, & Lloyd, 2018) .  Algunos hallazgos de este reporte, indican que la región con un mejor resultado general es Asia-Pacífico, sobresaliendo en los componentes de Innovación de

English: sine qua non for Business

Imagen
Trade, migration, and the increase and mixture of population must not only have opened people’s eyes, but also loosened their tongues.   It was not simply that tradesmen inevitably encountered, and sometimes mastered, foreign languages during their travels, but that this must have forced them also to ponder the different connotations of key words (if only to avoid either affronting their hosts or misunderstanding the terms of agreements to exchange), and thereby come to know new and different views about the most basic matters.   (von Hayek, 1988, p. 106) “In 2015, out of the total 195 countries in the world, 67 nations have English as the primary language of 'official status'. Plus there are also 27 countries where English is spoken as a secondary 'official' language,” honorary professor of linguistics at the University of Wales and Bangor University, United Kingdom, David Crystal, mentions and states that over the past hundred years, English has come to be spoken

Inovación y Riesgo: Dos Caras De La Misma Moneda

Imagen
Ser fanáticos de la innovación está de moda. Es además un concepto que cruza todas las actividades económicas, por ello tiene sentido vender innovación como fuente de desarrollo económico. Creo que ya todos entienden que cuando hablamos de innovación nos referimos a nuevas ideas con posibilidades comerciales. Algo que también todos saben o intuyen es que la innovación puede ser de diferentes grados: desde nula y baja, hasta media y alta, y últimamente estamos fascinados con las más extremas, las innovaciones disruptivas. El siguiente gráfico ayuda a ver a la innovación cruzando con otras variables, por ejemplo, cuán conocido o desconocido es el nuevo producto o servicio. En un extremo, cuando la innovación es nula, es porque el producto o servicio es totalmente conocido tanto en su proceso productivo como en su comercialización. Cuando la innovación es baja o media, es porque el producto contiene algún valor adicional o diferenciación creciente frente a los competidores más cercanos.